1,44% de interés

24/10/2017
Alberto Dahik

Dentro de las últimas medidas anunciadas por el Gobierno, se hace conocer a la ciudadanía que el BCE ha conseguido mediante una prenda del oro físico, esto es entregando oro físico en garantía, un préstamo por $ 200 millones, cuyo costo es la tasa de 1,44% de interés.

Este es un dato muy interesante. ¿Por qué se emiten bonos con 8,8% de interés, y en el mismo momento se paga solo 1,44% de interés sobre el préstamo con respaldo de oro? Obviamente, porque el segundo tiene una garantía, que si el Ecuador no paga, permite al acreedor recuperar el monto del crédito. Si el Ecuador incumple en pagar los bonos, no hay garantía. El mucho mayor riesgo de los bonos frente al crédito del oro hace que la tasa de interés sea de largo mayor para esos bonos.

Pero preguntémonos: ¿Qué ha pasado con las facilidades petroleras? Pues bien, que se han obtenido a una tasa de interés de entre 6% y 8% anual.

En primer lugar, si quienes no dejaron la mesa servida y mintieron sobre las cifras dicen que los anticipos por petróleo no son deuda, hay que preguntarles cómo así pagan intereses. Pagar intereses sobre algo que no es deuda es graduarse de tonto con honores. Se pagan intereses entonces sobre los anticipos petroleros, porque sencillamente sí es deuda.

En segundo lugar, ¿cómo es que cuando se deja una garantía como el oro se paga solamente 1,44% de interés y cuando se deja en garantía la factura petrolera, que es una garantía todavía mejor que el oro, y lo explicaremos aquí, la tasa llega a 8%?

¿Por qué es mejor la garantía de la factura petrolera? Porque si el Ecuador incumple en el préstamo sobre oro, el acreedor no cobra de inmediato. Tiene que demandar al deudor, y ejecutar la garantía. Eso es un proceso legal, que el Ecuador podría hasta pelearlo con algún resquicio legal.

En cambio, cuando se entrega la factura petrolera, lo que el Ecuador le dice al acreedor que le anticipa dinero, que le presta dinero, es: “Le doy el derecho a usted de que cobre esa factura”, con lo cual quien compra el petróleo ecuatoriano directamente paga al prestamista del Ecuador. No hay riesgo de que al no pagar el Ecuador haya necesidad de un juicio de por medio. Es decir, el descuento de la factura, el anticipo sobre el dinero que el Ecuador va a recibir y que cede a favor del acreedor es la mejor garantía que el país puede dar por un préstamo.

Y si esto es así, ¿qué pueden decir quienes han contratado a esas exorbitantes tasas todos los anticipos petroleros?

Aquí empezamos a entender el porqué, por primera vez en la historia, los contratos de deuda se declaraban reservados, y aquí empezamos a entender por qué es una obligación impostergable de la Contraloría hacer una auditoría de la deuda, empezando por estos anticipos petroleros.

Si hoy el Ecuador hace un anticipo petrolero profesionalmente manejado, se pueden conseguir tasas todavía inferiores a las del oro.

Calculemos los miles de millones contratados bajo la forma de anticipos de petróleo, calculemos el absurdo interés al cual se han contratado, y añadamos esta horrorosa pérdida de recursos a la interminable lista de la década más mal manejada de la historia del país.

*Este artículo fue originalmente publicado en El Universo

Últimas Opinones
Educación sin techos

22/11/2018
Marcos José Miranda Burgos 
opina sobre el reciente anuncio de recorte presupuestario a las universidades y la respuesta que estas deberían dar.

La libertad ante todo

19/11/2018
Manuel Ignacio Gomez Lecaro 
describe la importancia que tuvo la libertad como tema durante la visita del Premio Nobel Mario Vargas Llosa a Ecuador

Elecciones en Brasil 2018

25/10/2018
José Javier Villamarín 
explora lo que puede ser el futuro político del país más grande de sudamérica y una clave para el destino de la región en manos de uno de dos polos opuestos.

Impunidad y poder político

17/08/2018
Gabriela Calderón de Burgos 
Durante la última década fuimos testigos de cómo el poder político logró someter a múltiples individuos, todo gracias a un aparato estatal de control de los ciudadanos comunes.