Desmitificando la Balanza Comercial

12/09/2017
Alvaro Franco

Desde el gobierno se empiezan a barajar ideas para mejorar el comercio internacional y se ha ratificado como una de las metas en este nuevo periodo presidencial. El enfoque de gobiernos anteriores y de otros países de la región es que se debe mantener una balanza comercial positiva para evitar que los dólares “salgan de la economía” y la conclusión rápida es “ya que esto perjudica al Ecuador”. Antes de continuar con el análisis, es preciso mencionar un par de conceptos.

Balanza de Pagos: La balanza de pagos es un registro de todas las transacciones monetarias producidas entre un país y el resto del mundo en un determinado periodo.  Estas transacciones pueden incluir pagos por las exportaciones e importaciones del país de bienes, servicios, capital financiero y transferencias financieras.

Balanza Comercial: La balanza comercial es el registro de las importaciones y exportaciones de mercancías (tangibles) de un país cualquiera durante un período de tiempo y es uno de los componentes de la balanza de pagos.

El enfoque mítico ha sido que siempre se debe exportar más de lo que se importa para mantener una balanza comercial positiva, bajo esta filosofía se aplicó la resolución de las “Salvaguardias” durante 2 años en el Ecuador para reducir las importaciones y con esta misma premisa promover la producción local. Una interrogante a plantearse sería, qué significa realmente tener una balanza comercial negativa.

Desde un punto de vista netamente contable, en el cuadro anterior donde se presentan datos de la balanza comercial como porcentaje del PIB, de 4 países dolarizados, se observa que están saliendo más dólares de los que entran en dichas economías mediante las actividades de comercio internacional. Esto se debería compensar mediante otras cuentas de la balanza de pagos, como puede ser la cuenta de capitales y la cuenta financiera. Observando el caso de Estados Unidos, este país ha mantenido una balanza comercial negativa por más de 15 años, pero pese a esto, este país siempre se ha mantenido en crecimiento, y el único momento que dejo de crecer fue en cuando ocurrió la crisis de 2008, derivada del sector inmobiliario.

Como podemos ver que la balanza comercial sea negativa no está relacionado negativamente para el crecimiento económico, además se puede decir que la balanza de pagos siempre está equilibrada. Para 2016 se registró una caída -1.5% del Producto Interno Bruto (PIB) en Ecuador, según el Gobierno, uno de los problemas en Ecuador es ser un país que importa más de lo que exporta. Sin embargo, muchos países como El Salvador y Panamá que comparten nuestra moneda, mantienen balanzas comerciales negativas. Podemos claramente ver que Panamá mantiene un crecimiento en su PIB per cápita a pesar que presenta una balanza comercial negativa. Si se van tomar medidas sobre el flujo que hay hacia fuera y hacia dentro, en ese caso la cuenta que se debería analizar para tomar las decisiones pertinentes, debe ser la cuenta Balanza de Pagos. La necesidad de comercio internacional es imperante para el desarrollo de una economía fuerte y estable. Una medida rápida a poder implementarse es que crear un ambiente propicio mediante el cual el movimiento de capitales sea más flexible atrayendo capitales a invertirse en nuestra economía. Así un inversionista interesado en empezar alguna actividad económica, traerá consigo capital, tecnología y puestos de trabajo y con esto se dinamiza el proceso económico.

Es necesario tener claro ideas y conceptos económicos fundamentales antes de tomar las decisiones de políticas públicas que suelen ser antieconómicas, apresuradas y traen como consecuencia retraso y pobreza. Ecuador necesita ser más competitivo y no lo lograremos poniendo trabas a nuestro comercio o emitiendo leyes que van en contra de la inversión privada, recordemos que el comercio es un juego de suma positiva en el que ambas partes se benefician, sin importar si dichos intercambios son dentro o fuera del Ecuador.

Últimas Opinones
Intervención que estorba

22/11/2017
Paola Ycaza Oneto 
describe el mito del bienestar intervencionista comparando los casos de Estados Unidos y el actual Ecuador, éste último siendo el país en donde el daño aun se puede revertir.

La secesión (y no la intervención militar) puede ayudar a Venezuela

21/11/2017
José Niño 
analiza el impacto que tendría una intervención militar en Venezuela y propone una al ternativa de la que hemos escuchado mucho en los últimos años: la secesión.

Política económica con anteojeras

20/11/2017
Walter Spurrier Baquerizo

El mundo necesita más Canadá

17/11/2017
Sebastián Borja Silva 
describe las ventajas que países vecinos como Colombia están obteniendo de la inversión que hoy Canadá ofrece y cómo esto puede ser no solo un modelo de cooperación sino uno de desarrollo local para Ecuador