Hablemos de Maquillaje

Por: Claudia Aragundi Román 

Se aproximan las elecciones presidenciales 2017, donde el Ecuador elegirá a su nuevo soberano. A cuatro meses de las votaciones, la pelea en la cancha política por el poder, empezó. Sin embargo, es importante reconocer que no debería importar el género de los candidatos sino las capacidades que tienen para poder gobernar un país no obstante hay políticos que comunican un mensaje incorrecto. Hasta el momento en la papeleta electoral encontramos ocho candidatos, de los cuales solo Cynthia Viteri es mujer  y ha recibido comentarios un tanto “sexistas” por parte de los “duros de la política”.

“Cynthia, es el hombre”, anunció Jaime Nebot, el alcalde de Guayaquil y figura más representativa de La Unidad, en apoyo a su candidata. Sin embargo, es bastante obvio que, Cynthia, no es un hombre y se necesita un poco de criterio para decir algo así. Probablemente, el mensaje a entender seria que ella es el hombre que se necesita para gobernar, pero ¿Acaso Cynthia, no puede ser simplemente “la mujer”?, ¿La sociedad ecuatoriana necesita de una imagen masculina al poder para sentirse conforme?  Incluso, en los mítines políticos  se aprecia como la imagen de Cynthia intenta,  aparentar un carácter bravo y fuerte como el de Nebot,  -su mentor- , pretendiendo tener  mayor credibilidad y generar un enganche con el pueblo.

Por un lado vemos como ejemplifican a Viteri en un contexto varonil, con las cualidades de fortaleza de un hombre y por otro lado con la  vanidad como si el tópico inicial de una mujer fuese el engreimiento.  En el Congreso con medios de comunicación, Rafael Correa divulgo, “yo de asesor de Cynthia Viteri, le aconsejaría, vea, no hable de economía por favor, hable de maquillaje, de lo que sea, pero no de economía que da vergüenza”. Este es un comentario, fuerte de admitir, dado que viene del presidente de la Republica y de cierta forma marca el estereotipo de mujer que se tiene en el país.

Una cosa es que el Presidente desacredite a un candidato, aludiendo que este no sabe de economía, que es lo más común, sin embargo a la falta de carácter y tino político, siempre se busca, atacar a las características personales, más que al plan de gobierno que quiere llevar a cabo, pero otra cosa es cosa es resaltar que una candidata hable de maquillaje.

¿Machismo?, ¿Sexismo?

Es lamentable que Rafael Correa realice comentarios sexistas siendo el ejemplo de muchos y está de más generalizar, sin embargo es el reflejo de las personas en el Ecuador puesto que vivimos  en una comunidad conservadora, donde aún se cataloga a las mujeres como objetos de represión. Más aun estos comentarios resaltan el tipo de ataque sexista que encontramos en la política ecuatoriana y demuestran la hegemonía que la figura masculina mantiene sobre la sociedad. Además resalta los graves errores que tiene la política ecuatoriana, dado que cuando se dan comentarios o debates políticos pocas veces, se argumentan sobre las políticas de campaña de estos. Más bien, se busca minimizar las característica personales del candidato, por lo que el comentario del Presidente de la Republica no deja de ser mal visto.

 

 

Últimas Opinones
¿Dónde está el paraíso laboral?

18/01/2019
Gabriela Calderón de Burgos
opina que si nos guiamos por lo que dicen los líderes sindicales y muchos políticos, el paraíso laboral está donde hay menos flexibilidad laboral y donde las llamadas “conquistas sociales” han llegado más lejos.

 

¿Quién es el padre o madre de la dolarización? ¡Que importa!

16/01/2019
Franklin López Buenaño
 opina que a estas alturas de la historia nada importa saber quién fue el “papá” de la dolarización. Lo que realmente importa es hacer lo que faltaba, porque lo que no se hizo es tan y hasta quizás más importante que la adopción del dólar como nuestra moneda.

 

PREGUNTAS

09/01/2019
Hernan Perez Loose
Pregunta ¿Por qué el exvicepresidente no está enjuiciado aún por concusión, peculado y otros delitos, tal como lo dispuso el tribunal que lo juzgó por asociación ilícita? 

Miedo a la Libertad

28/12/2018
Carlos Cobo 
opina sobre la eterna tendencia de las personas a buscar en el Estado la asistencia social y regulaciones que creen que se necesitan.