El Índice de Calidad Institucional busca evaluar el desempeño relativo de 191 países, identificando experiencias exitosas o debilidades que deben mejorarse, enfocado en dos áreas: Instituciones Económicas e Instituciones Políticas. Este índice se construye tomando en cuenta un conjunto de indicadores, que permiten explicar de forma más objetiva y veraz la evaluación de cada país y su posición de calidad con respecto a los otros.

Los resultados que proporciona el estudio son de gran importancia para los países participantes, debido a que permite conocer su crecimiento económico y su posición favorable en el mercado, con relación a los participantes. De esta manera, una calidad institucional fuerte será de gran atractivo para las inversiones internas o extranjeras, pues indican que pueden generar un retorno sostenido y creciente en un mediano y largo plazo.

En la conferencia se pudo conocer cuáles son los países con mayor calidad institucional en el mundo y cuál es la situación de Ecuador en este ránking, analizado y expuesto por el profesor Martín Krause (Argentina) para los alumnos de la Univerisdad Espíritu Santo el pasado 17 de Mayo de 2017

NUEVAS NOTICIAS

5/04/2018
Franklin Lopez Buenaño 
hace un repaso del legao del Socialismo en el mundo, de sus líderes y de las consecuencias de sus intenciones -aparentemente- nobles, que resultan lo opuesto de lo prosperidad.

Últimas Opinones
Religión con infiernos terrenales

5/04/2018
Franklin Lopez Buenaño 
hace un repaso del legao del Socialismo en el mundo, de sus líderes y de las consecuencias de sus intenciones -aparentemente- nobles, que resultan lo opuesto de lo prosperidad.

Una deflación conveniente

Muchos analistas consideran que la deflación es perjudicial.

Consecuencias del salario mínimo

Carlos Cobo Marengo comenta que una de las falacias más grandes de la economía es el mito mal contado de que las leyes del salari mínimo se crean para proteger y ayudar a los trabajadores del da{o que pueden causar los bajos salarios del mercado, vendiendo la necesidad.

¿Qué futuro nos espera?

Guillermo Arosemena propone que cada uno de los ecuatorianos debería preguntarse si quiere que el país sea diferente sin necesariamente recurrir a su pasado.