Reflexiones sobre las intenciones políticas en el estudio de la Economía

17/07/2018
Lisseth Loor

A lo largo de la historia, es trascendental resaltar la importancia del estudio de la conducta de los individuos, en especial en lo que respecta a la Economía. Se conoce que la Economía era una parte integral de la política y generalmente estaba subordinada a estar dentro de la tradición de la Economía Política. Sin embargo, en este texto, se propone el cuestionamiento sobre las diferencias y la importancia de la economía política, destacando que, en realidad, la economía política se complementa y está inmersa en la economía, la política y la cultura, que vendrían a convertirse en componentes esenciales de la Economía política y por ende de la sociedad.

Se tiene como concepto que la economía política, es una ciencia histórica, y es una ciencia autónoma que estudia, de manera exclusiva, las leyes que rigen cómo se forma, distribuye y consume la riqueza; en otras concepciones se entiende que es el estudio de la sociedad y el individuo en su comportamiento tomando en cuenta los factores implícitos en procesos económicos, políticos y culturales; La economía política posee diferentes enfoques, que se pueden plasmar mediante la búsqueda de diferentes líneas y la vista desde una perspectiva histórica. Esta no permite limitar las teorías económicas, y más bien incentiva al análisis de cada una de ellas desde las distintas sociedades que existieron a través del tiempo.

Algunos autores, destacan que es importante estudiarla porque es la base histórica de la sociedad, surgida de los antepasados y analizada por grandes economistas. En referencia, considero que en ella se recopilan grandes ideas y pensamientos, que pueden darle un giro a la economía y a la política. Además, ayuda en la comprensión de las teorías surgidas de diferentes sociedades y cómo estas sociedades se transformaron a partir de un orden económico, político y cultural.

Se debe tener en cuenta que, existen autores que respaldan la idea de que el pensamiento económico difícilmente se lo puede separar del resto, por ejemplo, la sociología, la ciencia política, la historia o la filosofía. Por consiguiente, la forma en la que se recomienda estudiar economía está íntimamente relacionada con las intenciones políticas que tiene aquel individuo que se propone hacerlo. De esta premisa, nacen ciertas dudas sobre el estudio de la economía política, como, por ejemplo: ¿Cuál es la forma correcta de estudiar economía? ¿Cuáles son esas intenciones políticas? ¿Cuáles son las teorías económicas que se deben resaltar y estudiar en cada sociedad? ¿Es trascendental estudiar la historia? ¿Cómo beneficia al ser humano el estudio de la economía política?

A partir de estas incertidumbres, podemos concluir en que la realidad en constante y siempre se construye una idea de ella que sirve para modificarla.  En base a esto, siempre vamos a cuestionar el origen de los sucesos, por las limitaciones que tenemos al conocer todo. Por lo tanto, los sostendremos, modificaremos o refutaremos, aunque existan ciertas directrices para estudiar cualquier evento, el ser humano va a realizar acciones diferentes para encontrar nuevas vías, plasmar nuevas teorías, tomar mejores decisiones, evitando los errores de la historia o en algunos casos en los que haya funcionado tratar de adaptarlos, paradójicamente buscando el bien común. En relación al estudio de la economía, sus intenciones parten de lo que el individuo quiere conocer, analizar, adaptar y conseguir.

*Lisseth Loor es pasante del IEEP y estudiante de Ciencias Políticas

Últimas Opinones
¿Socialismo en Estados Unidos?

Carlos Alberto Montaner

¿En qué se diferencian “derechas e izquierdas” dentro de las “democracias liberales”, en Estados Unidos y Europa? Sencillo: en el monto y destino de los impuestos. Pero ni siquiera hay grandes diferencias.

Cortar la electricidad no crea el paraíso

Jeremy A. Tucker editor de AIER comenta sobre los llamados “Peregrinos Políticos” (Political Pilgrims) suerte de "fanáticos ideológicos visitando países pobres arruinados por dictadores y declarando a los lugares ser utopías". Muchos de ellos se dejan ver hoy desde la arruinada Venezuela a través de sus "reportajes" multimedias curiosos sobre este fallido socialismo doméstico.

¿Quiénes leen? ¿Para qué leen?

José Javier Villamarín

¿Es la lectura un acto político? A decir de José Javier Villamarín en su artículo que anticipa una jornada electoral quizás poco ilustrada, sí lo es. Y citando a Aristóteles nos los reafirma: "Retomar los pasos de Aristóteles nos sale sobrando y mucho menos luego de una década de triste figura. La sustancia del pensamiento aristotélico se sitúa en su gran hallazgo como filósofo: ´el hombre, por su naturaleza, es animal político`, un animal cívico..."

Los empresarios y la pastilla del día después

"...no podemos quitarles el derecho a la libertad de las personas, en este caso, los comerciantes farmaceutas a decidir que deben o no ofrecer en sus anaqueles, puesto que forzar a un individuo a hacer algo en contra de su voluntad es “esclavizarlo”...