EL FUTURO DE LA DOLARIZACIÓN EN ECUADOR PDF Print E-mail
Written by Kurt Schuler   
Thursday, 29 June 2006 03:46
{mosimage}
La dolarización en Ecuador empezó el 9 de enero del 2000, cuando el entonces presidente Jamil Mahuad fijó el valor del sucre a 25.000 por dólar. La dolarización se implementó completamente el 13 de  septiembre del 2000, cuando los billetes y monedas en sucre cesaron de tener curso legal. Los dos años de aniversario de la dolarización completa es un momento oportuno para revisar brevemente hasta ahora los resultados del sistema y discutir su futuro.

Ver completo en PDF

    La dolarización en Ecuador empezó el 9 de enero del 2000, cuando el entonces presidente Jamil Mahuad fijó el valor del sucre a 25.000 por dólar. La dolarización se implementó completamente el 13 de septiembre del 2000, cuando los billetes y monedas en sucre cesaron de tener curso legal. Los dos años de aniversario de la dolarización completa es un momento oportuno para revisar brevemente hasta ahora los resultados del sistema y discutir su futuro. La dolarización de Ecuador ha sido el tema de persistentes críticas. Algunas de las críticas reflejan inquietudes bien pensadas a fin de asegurar que la política económica es coherente, de manera que complemente antes que contradiga los resultados que trae la dolarización. Otras criticas reflejan malos entendimientos sobre como la dolarización funciona. Debido a que Ecuador tuvo un Banco Central por décadas, y debido a que la Banca Central es todavía el sistema monetario dominante en el resto del mundo, la gente no está aun acostumbrada a una manera de pensar algo diferente sobre temas monetarios de discusión que es necesario bajo dolarización. Los problemas monetarios actualmente afectan otros países de Sudamérica han hecho que la gente se pregunte si Ecuador también será afectado.

    La dolarización es sostenible. Esta ha dado a Ecuador el primer período de estabilidad monetaria en 20 años o más y ha ayudado a la recuperación de la economía después del desastroso año 1999. Un alto crecimiento económico a largo plazo requiere más que estabilidad monetaria. Para alcanzar un alto crecimiento a largo plazo, Ecuador necesita usar las circunstancias favorables que está ahora disfrutando para mejorar la eficiencia de su gobierno y economía, y a prepararse para los períodos de problemas económicos que ocurren no importa que tipo de sistema monetario tenga un país. Después de revisar brevemente la experiencia de la dolarización hasta ahora, este documento responde las más comunes inquietudes sobre la sostenibilidad de la dolarización, luego propone pasos para mejorar el funcionamiento de dos partes de la economía: el sistema monetario y las finanzas del gobierno.

 

IMPLEMENTACIÓN Y RESULTADOS HASTA AHORA DE LA DOLARIZACIÓN

     En la situación actual de estabilidad monetaria y crecimiento económico del Ecuador, es importante recalcar las circunstancias en el tiempo en que la dolarización empezó. La dolarización fue el último intento desesperado del gobierno para estabilizar la economía después de muchas otras políticas que habían sido intentadas y habían fallado durante un largo periodo.

    El Banco Central del Ecuador fue establecido en 1927. El tipo de cambio del sucre en ese año fue 5 por dólar de los Estados Unidos. Hasta 1982, la inflación estuvo casi siempre debajo de 15 por ciento anual y el sucre fue devaluado frente al dólar solo una vez cada varios años. El Producto Interno Bruto (PIB) por persona tuvo un máximo en 1981, cuando el petróleo llegó a los US$40 por barril, su más alto nivel alcanzado. Luego vino un largo periodo de descenso, escaramuzas fronterizas con Perú y el gasto interno incrementaron el déficit presupuestario sustancialmente en 1981. El precio del petróleo alcanzó un máximo al inicio del año, luego empezó una tendencia hacia abajo que duraría hasta 1988. México incumplió con su deuda externa en 1982, Ecuador y muchos otros países latinoamericanos lo siguieron en 1983. La inflación creció de 13 por ciento en 1980 a 24 por ciento anual en 1982 y nunca cayó por debajo de 24 por ciento anual para el resto de la vida del sucre. El gobierno devaluó el sucre de 25 por dólar a 33 por dólar en 1982, después lo cual, el sucre fue devaluado frente al dólar cada año, hasta 6.825 por dólar al fin de 1998. El PIB por persona nunca recuperó su nivel de 1981.

    Durante la década de 1980 y 1990, Ecuador buscó sin éxito políticas económicas que reactivarían el crecimiento económico. En 1998 empezaron los problemas con el sistema bancario, en medio de la debilidad económica general, en parte relacionada al bajo precio del petróleo. La devaluación monetaria de Brasil del 18 de enero de 1999, intensificó la presión especulativa sobre el sucre. El 12 de febrero, el banco central abandonó la banda cambiaria que mantenía y permitió flotar al sucre. La flotación creó nuevos problemas, debido a que el sucre se depreció rápidamente hasta alrededor de 13.000 por dólar, intensificando los problemas de muchos bancos. El gobierno respondió declarando un feriado bancario el 8 de marzo. El 11 de marzo, el presidente Jamil Mahuad anunció un paquete de medidas económicas, incluyendo incrementos de impuestos, reducción de subsidios, y un congelamiento de los depósitos bancarios. Los problemas de la economía empeoraron, conduciendo al gobierno a incumplir con su deuda externa el 31 de agosto. La indignación con el gobierno por la situación económica generaron frecuentes huelgas que paralizaron la actividad económica. La economía se contrajo en un 7.3 % en términos reales en 1999, y el sucre terminó el año a 19.000 por dólar. Durante la primera semana de enero del 2000, la tasa de oferta se depreció tanto como a 28.000 por dólar en cierto momento.

    En este ambiente, el presidente Mahuad anunció el 9 de enero del 2000, que Ecuador dolarizaría a 25.000 sucres por dólar. Los resultados fueron visibles inmediatamente: aunque los detalles de la dolarización no eran claros, el sucre se estabilizó al nivel anunciado. El 11 de enero el Banco Central redujo su tasa de redescuento de 200 por ciento anual a 20 por ciento. A pesar de la nueva estabilidad, fue demasiado tarde para salvar la carrera política de Mahuad, y fue derrocado por el golpe de 24 horas de enero 21-22. (Parte del programa de los conspiradores del golpe era revertir la dolarización.) Asumiendo la presidencia, el previamente vicepresidente Gustavo Noboa anunció que él continuaría con la dolarización. La dolarización fue la principal reforma en la Ley de Transformación Económica de Ecuador (Ley Trolebús), que fue aprobada por el Congreso el 29 de febrero y llegó a ser ley el 13 de marzo. Empezó un período de transición de seis meses, durante el cual el Banco Central reemplazó la mayoría de sucres en circulación con dólares. Con la implementación completa de la dolarización el 13 de septiembre del 2000, Ecuador llegó a ser el país dolarizado de mayor población.

Al principio, la dolarización tenía pocos amigos. Un pequeño pero activo grupo de economistas ecuatorianos y empresarios (organizados como el Foro Económico) habían defendido vigorosamente la dolarización durante 1999, realizando publicaciones, organizando conferencias, y dando entrevistas sobre el tema. Ellos estuvieron apoyados por un pequeño número de observadores extranjeros.1 El Banco Central se opuso fuertemente a la dolarización: el pasado 5 de enero del 2000, publicó una declaración a la comunidad financiera que decía, “Las autoridades también consideran que la dolarización y la convertibilidad [un sistema monetario como el de Argentina en ese momento] no son esquemas viables en el momento actual”.

 

Last Updated on Friday, 27 February 2009 18:37
 
Banner
Banner